La expresión gráfica digital de la Arquitectura

La expresión gráfica digital de la Arquitectura

Dios Arquitecto creando el mundo. SXII. Bible moraliseé. Biblioteca Nacional de Venecia.

La representación gráfica de la arquitectura llena libros y tratados desde Vitrubio hasta nuestros días. Se plasma en las diferentes técnicas o medios empleados para representar con más o menos éxito las tres cualidades arquitectónicas establecidas por Vitrubio: firmitas, utilitas, venustas: (resistencia, funcionalidad y belleza).

De architectura. Tratado. Marco Vitrubio. Año 15 a.c.

Lejos de proponer un manual de uso y descripción de las múltiples herramientas tecnológicas que hoy tenemos a nuestro alcance para representar la arquitectura, intentaremos un acercamiento metodológico que, desde una mirada analítica y reflexiva sobre la representación arquitectónica, no busque tan sólo un virtuosismo técnico, si no que nos acerque a un significado más profundo y real del concepto de arquitectura, muchas veces reducido y devaluado por su misma representación gráfica.

Mito de la Caverna por Markus Mauer.

Alegoría de la caverna, de Platón, grabado de Jan Saenredam (1604).

“Estos hombres encadenados consideran como verdad las sombras de los objetos. Debido a las circunstancias de su prisión se hallan condenados a tomar únicamente por ciertas todas y cada una de las sombras proyectadas ya que no pueden conocer nada de lo que acontece a sus espaldas”.

1. Conocimiento de lo representado
Si las técnicas y herramientas de cada época condicionan la representación del objeto arquitectónico, más aún las decisiones previas: Qué representar.
Una mirada analítica, que determine de forma correcta y capaz la representación del hecho arquitectónico debe necesariamente estar formada e informada por el concepto al que se acerca.
Con esta reflexión no estamos diciendo que sea exclusivamente el arquitecto el que es capaz de representar la arquitectura de forma verdadera, al igual que no es solamente el médico el técnico capaz de interpretar una radiografía. No obstante, tal vez parta de una posición de ventaja una figura con formación técnica y tectónica (constructiva). Palabras éstas que proceden del término a representar, “arquitectura”.

 
Pazo Piñeiro. Pontevedra. Galicia. Siglo XVI

Partiendo del conocimiento del lenguaje constructivo se pueden establecer cuáles son los materiales, elementos y técnicas que permiten crear las estructuras y sistemas que tendremos que representar: la sintaxis del lenguaje. Descubrir y conocer la arquitectura para poder representarla, va más allá. Según la define un notable miembro del colectivo académico en Madrid, el Dr. Antonio Miranda: “La arquitectura es la sabiduría universal de la materia formada. Se trata de una fuerza capaz de materializar el espíritu universal y de espiritualizar la materia”.

La construcción es el lenguaje de la arquitectura considerada como sistema de signos tectónicos, así como el dibujo es el lenguaje o materia del proyecto visto como sistema de signos gráficos.

Representación Grafica del Pazo Piñeiro en relación a su contexto inmediato. Programas Informáticos empleados: Revit architecture. Autocad. Sketchup. Photoshop. Google Earth.

2. Abstracción
El proceso analítico previo se rodea de conceptos que nos acercan a la comprensión de la arquitectura a representar. En ocasiones requiere una abstracción previa. Una esquematización geométrica idealizada, interpretación racionalista y dogmática, firme de sustancia estructural. La abstracción en las artes puede ser un simple medio ordenador, pero en la arquitectura se hace sustancia poética de primer orden porque anticipa y presupone construcción.

Representación Gráfica del Pazo Piñeiro.s.XVI. Pontevedra. Galicia. Programas Informáticos empleados: Revit architecture. Autocad.

3. Figura y Forma
La representación y expresión gráfica de la arquitectura debe trascender a la figura o aspecto externo de un objeto, al aspecto superficial de su forma.
Tendremos que descubrir la Forma, porque es aquello que determina a la materia para alcanzar el ser; aquello por lo cual algo es lo que es. La forma geométrica de la estructura es la forma eidética, la forma esencial.
La forma es para la semiología, el significante, constituida por una combinación de objetos materiales relacionados por una estructura que es invariable y común a las diferentes pero análogas formas de un conjunto. Junto al contenido, la forma constituye el objeto o signo de unidad de significación o cosa.
En el signo arquitectónico, la forma o significante, connota un significado o contenido funcional e ideológico y denota una imagen, construcción, orden, materia, masa y volumen.

Representación Gráfica del Pazo Piñeiro en relación a su contexto inmediato. Programas Informaticos empleados: Revit architecture. Autocad. Lumion. Sketchup. Photoshop. Google earth.

Según Rosset, Solo se puede captar la forma donde hay un acuerdo, una línea de fuerza, una relación, una trama de presencias y convergencias.
4. Expresión
La expresión o manifestación constituye la fenomenizacion del objeto a representar a través de la crítica y la sustancia. Es visual y fisionómica, de gesto y rostro. Para acercarnos a una verdadera representación arquitectónica tenemos que ir más allá y descubrir el contenido. Éste es tecnológico y funcional.
La arquitectura y la expresión gráfica de la misma es metacientífica, por ello, necesita tomar de las ciencias naturales la prioridad del contenido (sistema, finalidad, función). La expresión como fenotipo es una simplificación que reprimiría y limitaría al contenido.
5. Ritmo
Para Demócritoto y Leucipo es la forma distintiva, la ordenación de las partes del todo.
Para Aristóteles es la configuración de los movimientos ordenados en la duración.
Para Nietzsche el ritmo es una coacción que genera un incontenible deseo de ceder y participar.
Para nosotros, en nuestro acercamiento analítico a la arquitectura a representar, el ritmo es un numero, la medida del paso, del ojo, del cerebro, del corazón, de la estructura espacio temporal o de la estructura propiamente dicha. Es también el módulo: ritmo y rima geométrica. El ritmo o módulo obliga a poetizar pero un poema no es una colección de versos consonantes…”A quien modula Dios le ayuda”… solía decir el arquitecto Sáenz de Oiza.

Pazo Piñeiro. Pontevedra. Galicia. Siglo XVI


6. Utilización del Lenguaje de signos gráficos digitales.
El lenguaje de la expresión arquitectónica requiere de la utilización de cuantas herramientas de modelado y representación sean necesarias, huyendo de los límites que la utilización en exclusiva de una de ellas establece.
La formación generalista del arquitecto se manifiesta nuevamente imprescindible en la utilización de las propias herramientas de dibujo digital, huyendo de la especialización pero no del domino de las técnicas.

Representación Gráfica del Pazo Piñeiro en relación a su contexto inmediato. Programas Informaticos empleados: Revit architecture. Autocad. Lumion. Sketchup. Photoshop. Google earth.

Autor: Ignacio Ruiz arquitecto_16952.COAM


3 months, 3 weeks ago Comentarios desactivados